sábado, 20 de junio de 2009

20 de junio de 2009



Terminé los vaciados. Por fin, he sufrido, lo reconozco. Pero, ¿quién no sufre cada día viendo la televisión?. Yo procuro no hacerlo, ver la televisión.
Ha sido una lucha fiera, contra los medios, contra lo elementos. Dice la canción "..sorpresas te da la vida, la vida te da sorpresas..." y así ha sido he tenido algunas sorpresas con los vaciados, gracias a todos los que me habéis animado, los que han creído en que podía, yo no era uno de ellos. Pero aquí están, las primeras diez piezas, las que debo entregar por el premio. El lunes comienzo la parte final, el lijado y pulido de las piezas, pero será más fácil, en el mismo lugar, sin tener que desplazarme y esperar, esas dos horas entre cada capa de resina, allí estaré junto a la tortuga de los Salgado´s, enseñándola a hablar, quitándole peso a Carlos en su labor diaria del cuidado de la tortuga. Te prometo que en unos días aprende a decir "CAMBIAME EL AGUA, JODER".

Estoy contento con el resultado de las piezas. Miro hacia atrás y recuerdo aquellos primeros vaciados en el taller de la calle de Los Molinos, en realidad no se podían llamar vaciados, eran vertidos o manchados, no sé, pero que mundos separan esas primeras piezas de estas, dos mundos, tres mundos, cuatro... pero así es como funciona el mundo, en constante evolución, aprendiendo, enseñando.

Pero aún queda un largo verano, con mis piezas, con cada una de ellas , con el trato personal que reciben, ( las he enseñado a hablar como pienso hacer con la tortuga ), espero que todo salga bien y al final de verano tener las piezas listas para exponerlas. Ya se acaba el proyecto, estoy en las últimas fases y aunque no es el momento de hacer una reflexión si tengo que decir que han sido, están siendo, unos meses muy intensos, interesantes y constructivos. Por todo, las experiencias en el Sahara, las relaciones humanas con los habitantes del desierto, el desafío de fotografiar una sociedad que habita en un lugar como La Hamada, en fin,mil cosas que he intentado ir transmitiendo con palabras, que no es lo mío, pero que espero comprendan perfectamente con mis imágenes.

Venga, seguimos andando.


2 comentarios:

Familia dijo...

Venga, ya queda menos,... aver cuando se pueden ver!!

Carlos A. dijo...

La Tortuga habla!
Hace poco me comentó que la usaste de taco para lijar, yá hablaremos de eso...
En cuanto a las piezas terminadas he de decir que me siento un "hurtador de arte" por haberlas visto antes de que David las diera a Luz. Como se dice en las salas de espera de los paritorios (falacias mayoritariamente): SON PRECIOSAS... pero esta vez de verdad, no como en los hospitales.
Embarazo duro = diez hijos únicos.